¿Qué quieres encontrar?

63
Diario de malamadre: quitarse los kilos de más después del embarazo

Diario de malamadre: quitarse los kilos de más después del embarazo

fichas-ameliabaena

El día que me quedé embarazada sospeché que empezaría a coger kilos por mucho que intentara lo contrario. Me dediqué a seguir cuidando la alimentación para mantener a raya la báscula pero con el estado de buena esperanza todo se disparó y subí 21 kilazos que ahí es nada.

Lo curioso es que entre las náuseas que tenía y que mis antojos se basaban en tomar ensaladas, me dio por las endibias, rabanitos y melocotones que el buenpadre buscaba a las horas más intempestivas, nunca pensé en convertirme en dos veces yo. Antes de que el predictor diera positivo hacía ya muchos años que me había quedado en un peso estupendo y que entre hábitos de comida sana y deporte que me encanta no había tenido variaciones importantes de peso, por eso el engordar tanto se me hizo tan pesado y nunca mejor dicho.

Con mi nuevo estado decidí que andaría hora y media diaria pero nada surtió efecto, cada vez que iba a la matrona y me pesaba había cogido más, me ponía tan nerviosa que la pobre enfermera, a la que le contaba que yo no me atiborraba de comida, me tomaba la tensión antes de pesarme porque si no se me disparaba.

Tuve mucha suerte porque ella siempre me recomendó que no me preocupase, que mi metabolismo era lento y que disfrutara del embarazo y después ya pusiera remedio, este consejo me lo repetía la buenabuela y la jefa también. Y así hice, dejé de obsesionarme, seguí con mi ejercicio diario y mi buena alimentación y puse solución cuando dí a luz. En principio cuando una se ve como una versión de sí misma un poco ‘ballenesca’ piensa que nunca va a ver la luz al final del túnel pero no es así, con esfuerzo y paciencia todo se consigue, hay semanas que pierdo un kilo y otras que nada o 200 míseros gramos pero no me desanimo y continúo. También os digo que si surge tomar algo un día concreto me salto la dieta con moderación y al día siguiente compenso y volvemos a empezar, pero ya os digo, un día muy concreto.

Al nacer mi pequeñuelo pesó 3,460 kgs cuando todo el mundo auguraba que iba a tener un ‘gigantoniño’ a tenor del tripón que lucía. Madre mía que anchura de cuerpo se me puso, así que una semana después de tenerlo pesaba 6 kilos menos, justito el niño y el líquido, placenta y poco más, “porca miseria”.

Con la pereza en el cuerpo, la cuarentena invadiendo mis venas y la nueva situación de madre primeriza me puse manos a la obra y seis meses después me sobran tan sólo 4 kilitos. Muchas de vosotras me habéis preguntado qué es lo que he hecho y la verdad es que no he ido a ningún nutricionista ni médico endocrino, a ellos recurrí en su día hace años y sé perfectamente lo que tengo que hacer para que mi cuerpo responda. Por cierto, esto es lo que yo he hecho, no soy nutricionista ni nada simplemente cuento mi experiencia. A saber:

1. Grandes dosis de fuerza de voluntad. Recordemos que el buenpadre es persona, vive en nuestra casa y no lo podemos echar ni impedir que coma alimentos que nosotros no podemos tomar. Durante el embarazo ha estado ajeno a todo este aumento de peso, así que si él come determinadas cosas nosotras no podemos hacerlo porque en mi opinión así no conseguimos nada y si seguimos acumulando peso no encontramos la salida nunca. Debemos pedirle apoyo y que nos haga la tarea fácil.

2. Mientras daba el pecho no estaba a dieta pero me alimentaba sano, sin fritos, ni dulces y tomando pan solo en el desayuno. Mucha fruta, verdura, lácteos desnatados, legumbres y carne y, sobre todo, pescado a la plancha. Lo que todos sabemos pero a veces cuesta llevar a cabo.

3. Deporte. Quizá los primeros días no me encontraba al ciento por ciento de mis capacidades, episotomía, y afrontar la nueva etapa hizo que retomara un poco más tarde el deporte. A las dos semanas aproximadamente empecé a andar, antes cuando salía me mareaba un pelín, y al mes empecé a correr y al alternar con caminatas y ejercicios que hacía en casa (abdominales, sentadillas y algo de tonificación con unas gomas que me compré en Decathlón). Mi error fue que al principio forcé demasiado y olvidé que no estaba en el mismo punto que antes de quedarme embarazada, así que me hice un poquito de daño en la rodilla y estuve una semana sin poder hacer nada. Por eso os recomiendo que vayáis suave como nos aconseja nuestra runner Marta Herrero, sea cual sea el deporte que decidáis hacer. Si queréis iniciaros en el running que Marta nos dijo cómo en uno de sus posts. Con tres días a la semana es suficiente, hay que buscar nuestro hueco, tanto la mente como el cuerpo, lo agradecerán, ya se sabe ‘mens sana in corpore sano’ y si, a veces, os pasa como a mí que no podéis dejar al niño con nadie, llevároslo a andar o a correr, ellos se duermen y nosotras hacemos deporte.

4. Dieta y disciplina. No me gusta desde hace tiempo llamarlo así porque, en realidad, trato de llevar una alimentación equilibrada y sana en la que prescindo de áquellos alimentos que engordan o que a mí, personalmente, no me sientan muy bien:

  • Hago 5 comidas al día, desayuno, comida y cena y dos tentempiés a media mañana y merienda. Así no devoro en las comidas principales.
  • Me tomo un vaso de agua grande con limón en cuanto me levanto y después de un ratín desayuno. Normalmente un poco de pan de centeno (como 40 grs) con queso fresco o, a veces, con jamón serrano y tomate, alguna pieza de fruta y un té verde o café depende del día.
  • Bebo únicamente agua, nada de coca colas aunque sean light porque noto que me hincho más y prefiero tenerlo como un recurso aislado (un fin de semana o alguna tarde que quede con amigas).
  • No pico entre horas, el otro día escuché que el entrenador de Obama y algunas celebrities decía que si no tenías ganas de comerte una manzana no tenías hambre en relación con las numerosas veces que asaltamos el frigorífico por aburrimiento.
  • No compro lo que no voy a poder comerme, es decir, nada de galletas, pasteles, helados, chips y cosas por el estilo. Así la tentación no vive en mi armario.
  • La fruta me la como aislada de las comidas porque así hago mejor la digestión.
  •  No cuento calorías, como sano, a la plancha, sin grasas saturadas, legumbres, verduras, arroces y pastas integrales, nada de bollería industrial y los lácteos todos desnatados.
  •  Tomo de dos a tres cucharadas de aceite de oliva diarias.
  •  Como nueces, almendras y chocolate negro aunque en algunas dietas no se permitan. Me gustan mucho y me sirven después de hacer deporte.
  •  Me tomo al terminar de comer y cenar infusiones digestivas y depurativas (diente de león, cardo mariano, boldo o manzanilla).

5. Uso crema anticelulítica y crema antiestrías por la mañana y por la noche después de pasarme un guante de crin para activar la circulación y para retirar las células muertas y que haga más efecto. No sé si sirve pero a mí me va bien y notó mejoras, al menos en el aspecto de la piel. Un post de la Boticaria García en su web hablando de cremas anticelulíticas; a mí me pareció muy interesante.

6. Actitud positiva ante la vida y destilar estrés. A veces el estresarse y obsesionarse con el objetivo no funciona, hace que te frustres y al final no logres lo que querías. Yo, que soy experta en regímenes de adelgazamiento, tuve que dejar de ir a un endocrino no por mí sino porque él, después de intentar mil modelos de dietas conmigo sin éxito, me recomendó que lo dejara un tiempo que me cuidara pero que el ir allí me obsesionaba tanto que al final no perdía. Lo hice y conseguí perder peso.

A grandes rasgos esto es lo que hago yo, que es lo que me funciona,. Sé que a priori puede dar pereza pero dieta sin deporte o deporte sin dieta no me funciona, cremas sin lo anterior tampoco, así que hago el pack completo y voy teniendo resultados sin obsesiones, con tranquilidad y a veces muy lentamente. En cuestión de planteamientos de objetivos el pasado viernes nuestra coach Leonor Cabrera nos contaba cómo tener éxito en nuestras metas precisamente usando como ejemplo la pérdida de peso. Ella nos ayudará a conseguirlo. Podéis preguntarle cualquier duda.

Me gustaría saber qué es lo que hacéis vosotras, qué es lo que os ha funcionado en vuestra recuperación postparto, cuántos kilos os habéis quitado de encima. Dejad vuestros consejos y trucos que seguro que a todas las malasmadres nos viene muy bien.

banner-blog-suscripcion-newsletter-1

Han comentado...

  1. Enhorabuena guapa!! Es un montón! Me parece que tiene mucho mérito!
    Y encima ahora comes como es debido!!
    Esta genial!!

  2. Pues éste es mi cuarto embarazo así que tengo nivel pro. Tras el primero me quité 8 kilos y a los 6 meses me embaracé. Ése lo perdí pero los 4 kilos me los llevé. Tras tener a la Chica perdí 10 más así que sumemos: 22 kilos. Este embarazo lo empecé con 2 kilos menos que el resto porque bajé más de la cuenta y me quedé tiposa.
    Mi secreto? Una vez acabada la lactancia que me engorda más que los embarazos me voy a la endocrina. Me regula el tiroides -odio esta glándula pero la amo a la vez- y dieta de 1200 kcal. La única manera. Le sumo un poco de aeróbic en casa modo Antonia y Omaita y listo. DESPUÉS DE UN AÑO VUELVO A SER YO. Porca miseria.

    1. Ay gnoma, mi querida hermana, la jefa solo cogió 9 kilitos y yo 21, claro a mi madre he tenido que salir que cogía esos kilos por embarazo aunque al mes estaba igual, yo no se a que rama familiar he salido, en fin desde pequeñita así ya estoy acostumbrada, por cierto tu estas estupendísima, vi la foto de ayer y estas guapísima!!!

  3. Pues a mi todavía me sobran algunos kilitos. En el embarazo cogí 9 kilos y he soltado 8, así que del preñado sólo me sobra uno, pero arrastraba unos5 kilos de más, por lo que me tengo que quitar unos 6 o 7. Por ahora no puedo hacer una dieta ya que estoy con la teta, que gracias a ella perdí al principio 7 kilos.
    Salgo a caminar todos los días, estoy mirando grupos de hipopresivos o alguna actividad con el bebe ya que no tengo con quien dejarlo, y el tema cremas…bastante con que me dejan echarme hidratante!
    La verdad es que no me veo muy cuerpo escombro, aunque sí me notó más anchura…ayyyyy!

    1. Yo sobre todo he notado anchura de caderas, y es que es mi constitución pero es lo que más me está costando bajar, ánimo y lo de los hipopresivos dicen muchas malasmadres que va genial, Un beso!

  4. En mi primer embarazo me quedé cn 10 kg y al año empecé a ver la luz, al año!!! Ahora estoy embarazada de dos bebés y aunq me estoy intentando controlar no veo claro el poder conseguirlo, en cnt me descuido zasca, arriba la báscula. Eso sí, en cnt pueda y ellos dos me lo permitan volveré a salir a correr y a cuidarme cm he hecho hasta ahora y me iba bien. Lo de las 5 comidas no me va bien, no adelgazo, comprobado cn nutricionista, cosa rara. Gracias por tus consejos.

    1. Claro que sí, debemos buscar nuestro hueco. Con dos imagino que se cogen más kilos, tengo una amiga que espera gemelos y me dice que sin pasarse mucho los kilos suben muy rápido. Un beso y gracias por pasarte!

  5. Buenos días chicas! yo me que he quedado con tres quilitos de más, lo malo es que los tengo todos concentrados en la tripa ¡¡¡horror!!!, pero todos eh! mis piernas normal, mis caderas normal (siempre han sido ancha) pero llegamos a la cintura… y me sale un flotador… Aunque después del embarazo iba a correr.. solo conseguí que se me estilizarán las piernas, vale perfecto, pero mi tripota seguí y sigue ahí. Yo la verdad que no sé como lo voy a hacer… por que abdominales uffff… fatal y cremas… no se ninguna que vaya bien… asi que no me queda otra que comprame camisetas anchas!!jajajaj. mil besos.

    1. Busca información sobre abdominales hipopresivos, muchas malasmadres los recomiendan. Un beso, a mi mi parte más complicada es la anchura de caderas, es lo que más me cuesta bajar.

  6. Mi sugerencia a todas es que antes de empezar cualquier tipo de ejercicio comprueben si tienen diastasis de los rectos (youtube lo explica muy bien), que es el ‘causante’ de que muchas madres recientes y no tan recientes estén estupendas pero sigan con una tripa sospechosa. Si te pones a hacer ejercicio como loca, y sigues con los abdominales abiertos, puedes causarte empeoramiento en vez de mejora.
    Yo engordé 14 kilos, y tras nacer mi hija, tenia diastasis. me centré en cerrarlo, y aparte de los ejercicios que encontré online para este proposito, andaba hora y media dos horas por la ciudad con el carro a buena velocidad todos los días sin falta. Entre eso, y la lactancia, a los 2 meses estaba practicamente igual que antes de quedarme embarazada (un poco menos tonificada claro, pero eso poco a poco, que en cuanto el bebe empieza a andar, eso si que es un entrenador personal y no tonterias :)).

    Así que, a no volverse locas, poco a poco, y agradecerle a nuestras madres en todos los casos la buena o mala genetica que nos ha tocado 🙂

  7. Una amiga me dijo que lo que no perdiera en los primeros seis meses luego me costaría así que me puse eso en mente, no pude dar pecho más allá de 45 días así que eso no me ayudó. .. al cuarto mes hice algo muy simple: dejé de repetir los primeros, los segundos y me quité la fruta de noche. Volví a mi peso original después de aumentado casi veinte.

  8. ufff.
    yo con mi hijo mayor cogí 34 kilos, bueno y llegó un momento que dejé de pesarme por la ansiedad que me provocaba. El caso es que en el embarazo me pusieron a régimen, no me atiborraba de comida, no me comía a mi marido por los pies, simplemente engordaba y engordaba y nadie encontraba explicación. Hasta que no tuve a mi segundo hijo no encontraron la respuesta de mi súbida de peso desmedida, tenía hipotiroidismo bastante descontrolado y por más análisis que me hicieron, en el embarazo y los cambios que presenta el cuerpo lo escondieron. Una vez sabido esto perder peso fue más fácil. El endocrino me “empastilló”, le dio a mi cuerpo lo que le faltaba, o sobraba en este caso, controlo la dichosa hormona pero aún así tuve que cerrar el pico y comer más sano. Mi marido es un tragón, él se encarga de las cenas así que todo lo que hace es a lo bestia y de poca dieta. Así que él también decidió ponerse a dieta conmigo y un buen día volvía mi peso, perdí 28 kilos. Despue´s me quedé embarazada del tercero y ahí estamos intentado bajar los siete kilos que me han quedado, poquito a poco, ya sé que se consigue pero también sé que la mete te pone muchas excusas, tres niños, la casa, el no parar, las galletas de los niños, lo que le sobra del plato, no tengo tiempo para salir a correr…en fin, mo me obsesiono lo lograré. Tengo colgados mis vaqueros preferidos en el armario, y esa es mi meta, es lo único que me queda de antes de los embarazos, pero conseguí meterme en ellos después de dos embarazos, lo conseguiré después del tercero, sin obsesiones, no tengo prisas, afortunadamente el buen padre me ve estupenda.

  9. Muchas gracias, a veces es cierto que hay problemas de tiroides detrás, en mi caso no, me alegra saber todo lo que has conseguido, enhorabuena!!!

  10. Pues a mi me pareces una ídola!!!

    Yo soy igual que tú, salvando las distancias (véase mi culazo y anchura y la tuya, que eres una sílfide comparada conmigo). Toda la vida controlándome, pero llega un momento, el mío fue hace 10 años cuando perdí 21 kilos (médico de por medio y nada de pastillas eh) y dije “vosotros no volvéis a mi”, en que más que controlarte es que aprendes lo que te viene bien y lo que no, a mi el ejercicio y la comida sana es lo que me mantiene.
    En el embarazo yo “sólo” engordé 13 kilos, y a día de hoy los he perdido todos, pero me he quedado más redondeada, sobre todo de las caderas, así que digo comiendo sano y bueno, el ejercicio diario es una hora de caminata, no doy pa correr al menos aún!! Y bueno, tengo que decir que a mi, tanto la lactancia como el simple hecho de ser madre de Lady Berta (ya conocéis su actividad) me hacen perder peso.
    Ya he vuelto a mi ropa pre embarazo, menos los sujetadores bonitos jajajaja.

    Y estoy contigo, sólo la fuerza de voluntad y conocerse bien hacen que el cuerpo se mantenga.

    Un besote amiga!

    1. Gracias María, deporte y dieta, es lo que me funciona como a ti. A seguir con ello y si ves una loca corriendo con el carrito ya sabes que soy yo 😉

  11. Buenhijo: embarazo +10kg,nace nene, lactancia y tal -8kg. Resultado 64kg.
    Buenahija: embarazo +10kg, nace nena, biberones, vuelta al curro y tal -16kg.
    A día de hoy, comiendo y bebiendo lo que me da la gana,cierto es que sí, que hago mucho deporte y no lo dejé ni en los embarazos: 55kg.
    Admiro mucho a todas las que sois capaces de controlar comidas, usar cremas, guantes exfoliantes y todo eso, tendréis vuestra recompensa, mucho ánimo!!

  12. Yo tuve suerte porque solo engordé 7 kilos en el embarazo. La verdad es que durante el embarazo hice mucho ejercicio, sobre todo natación, pero lo del peso creo que fue más por genética. Asi que tras dar a luz recupere el peso enseguida pero es verdad que me notaba flojas las carnes. Queria hacer ejercicio pero la episotomia me lo impedia. Asi que empece yendo a andar todos los dias dos horas con el carrito. Y cuando cicatricé bien empecé a correr con el carrito tambie jajaja. Ahora que ya trabajo me cuesta más buscar un hueco para hacer deporte. Pero solo ir detrás de la pequeña que empieza a gatear y pesa 10 kilos es un buen ejercicio. No veas como sudo!!!

  13. Qué buenos consejos! Gracias guapa!
    Yo he ido comiendo bien y haciendo ejercicio los días que puedo (entre uno y dos a la semana…) desde que tuve a mi peque hará 22 meses…pero solo he conseguido ganar 3kg tras dejar la lactancia materna.
    Durante el embarazo gané 10 kg de los que perdí 7…un saldo positivo de 3 kg. Pero como ya tengo sobrepeso de serie…no lo puedo permitir!
    Y ahora me he puesto una dieta más estricta a ver qué resultados me da…de momento he perdido un kg., pero no sé si ir a una acupuntora que me han recomendado también…

  14. Cómo me suena eso, yo cogí 28 kilos de nada con el embarazo, por suerte mi gine me decía que disfrutara y que mientras los análisis estuvieran bien, no había de que preocuparse. Cuando llegué a casa del hospital, me pesé super contenta y había perdido 5 kilos y poco… Mi niña tiene 12 meses y yo vuelvo a estar en mi peso, así que no hay de que preocuparse. Si quréis leer un poco más, hasta me abrí un blog para contar mis proguesos y para no saltarme la dieta tendiendo que “reportar” al mundo 🙂
    http://eldiariodemidietadukan.blogspot.com.es/

  15. A mi la matrona me tenía más que vigilidad desde que a los 4 meses me fui a mi tierrasanta, Lugo, y me comí todo lo que no había podido comer de mi “terriña” porque por un aborto previo no me dejaron viajar hasta pasados los 3 meses largos. En un finde cogí 2,4kg!!! Yo le dije que la culpa era de ella, jajajaja, pero que apartir de ese momento ya me iba a cuidar. Imaginaros las navidades y racionando el Suchard!!! Cogí 12 kilos, la criatura nació con 3.800 dos semanas antes de que saliera de cuentas y al día siguiente de tenerle entre mis brazos, ya había perdido 8 kg, y a los 15 días sólo me quedaba medio kilo por bajar. La lactancia me daba un hambre tremenda y no me cortaba un pelo, así que lo malo vino después. Cuando dejé la lactancia tenía una ansiedad enorme y engordé 5 kilos!!! Ahora estoy con uno de esos propósitos postvacaionales, y creo que va por buen camino, cuidándome un poco ya he bajado 2,200 en 2 semanas, ási que a ver si consigo el reto que es ponerme mejor que antes del embarazo!!!
    Ánimo chicas, todo es posible en esta vida menos la muerte 😉

  16. Hola Amelia! Me ha venido al pelo leer tu blog, pues acabo de meterme entre pecho y espalda una pedazo de clase de spinning, hace tres meses que tuve un bebé y ahora mismo tengo un excedente de diez kilazos… Llevo tres semanas intentando comer bien y tomarme en serio lod el ejercicio, pero de momento no ha dado frutos, un mísero kilo… El buenmarido dice que me lo nota, pero vamos, la báscula no miente y se ve a la legua que es para que no me desanime ;-((. Dentro de unos meses te contaré si me ha dado resultado este esfuerzo (eso si tengo fuerza de voluntad para continuar así…). Gracias por tu blog!

  17. Te admiro! Yo ya he perdido el peso del embarazo, pero ahira quiero quitarme el lastre que tenia pre buenhijo… Lo que necesito es un cambio de embtalidad porque creo que me doy por imposible a mi misma, a ver si lo consigo.

    1. Bueno, felicidades, yo aun no me he quitado todo el peso, poco a poco, con un poco de vida sana se consigue, un beso y gracias por pasarte 🙂

  18. Hola!, Dos embarazos en 2 años y medio y cada uno dejaba un regalito de 3 kilos imposibles de quitar,llevaba 4 años conciliando vida laboral y familiar con los dos niños y voilá, en cada revisión anual después de verano iba con un kilo que el año anterior y sin haberme quitado los de los embarazos, total, hace un año me sobraban unos 9 kilos.
    Empecé a patinar en linea hace dos años, 2 días a la semana, se acabaron cremas anticelulíticos y vientre plano (muy recomendable). El año pasado, después de mi última revisión anual, con mis 9 kg de más, decidí que ya se terminó y poco a poco, unos nueve meses más tarde llegué al peso que quería y ahora mismo estoy manteniéndome, he logrado superar el verano.¿Metodo? Parecido a Amelia: Mucha fuerza de voluntad, mucha, mucha(no untar la salsa es un calvario para mí), deporte,5 comidas al día, fuera del carro de la compra lo que no se pueda comer y un poco de manga ancha fines de semana y vacaciones.

  19. Puedo dar fe de que los hipopresivos son mano de santo para perder tripa. En mi caso es lo único que puedo hacer porque 5 meses después del parto sigo haciendo rehabilitación del suelo pélvico y es incompatible con casi todo el deporte. Los hipopresivos, caminar y comer sano me han servido para volver a entrar en mi ropa…Qué subidón que por fin te abrochen los pantalones!!! Eso sí, me hace falta tonificar un poco.

      1. Los hipopresivos son una especie de inspiraciones que se hacen en apnea, es decir, habiendo soltado el aire. La técnica es algo complicada, por lo que al principio es mejor que te supervise un especialista. Lo bueno es que también ayudan a recuperar el suelo pélvico, que a las madres recientes nos viene muy bien.

  20. Hola Amelia:

    Durante el embarazo cogí 18 kilitos de nada, de los cuales 11 me “sobrevinieron” las últimas 6 semanas en las q me indicaron hacer reposo. Dí a luz el 22 de abril de este año y tras el parto me pesé y solo había perdido 4 kilos porque pese al peso de la niña, la placenta, etc, me entraron unos gases terroríficos de los que nunca nadie me ha hablado, y me hinché de tal forma q hasta los médicos me hicieron varias placas porque no se creían el tamaño q estaba adoptando mi tripa. Eso, junto con una retención de líquidos brutal, frustrò mi deseo incontrolable de comer todos y cada uno de los alimentos prohibidos durante el embarazo. Me indicaron q siguiera una alimentaciòn sana pero completa, por el tema del pecho y que caminara “lo razonable” para ir soltando lastre. A las 5 semanas solo había perdido 7 kilos, pero al menos había deshinchado. Entonces conocí un grupo “Mamifit” en los que una entrenadora personal especializada en ejercicio para embarazada y post parto, da clase a grupos, a los cuales se puede acudir con los bebés (en parques) Pregunté al médico y pese a tener una cesárea, me diò permiso para hacer ejercicio suave y abdominales hipopresivos, q son las rutinas de estos grupos. Comencé progresivamente, hasta llegar a ir a 3-4 sesiones por semana, y cuando ya pasaron los famosos 3 meses postcesárea, comencé a ir a correr un par de veces por semana. Con la alimentaciòn he tenido q sufrir porque el pecho me daba muchísima hambre, y no siempre tenía cosas “sanas” a mano, así q entre horas me preparaba unos zumos enormes de naranja, zanahoria y mango para engañar el hambre o me tomaba una buena raciòn del famoso zumo verde “detox resumen, cuidando la alimentaciòn y con una rutina de ejercicio de 3 veces por semana, he conseguido bajar casi 15 kilos tras cuatro meses y medio. Es cierto q en estas últimas semanas mi bajada es menor porque creo q tendría q aumentar un poco la intensidad del entrenamiento, y porque me da pena despedir el veranito sin tomarme una caña y tapita a media tarde.

  21. Hola Amelia:

    Durante el embarazo cogí 18 kilitos de nada, de los cuales 11 me “sobrevinieron” las últimas 6 semanas en las q me indicaron hacer reposo. Dí a luz el 22 de abril de este año y tras el parto me pesé y solo había perdido 4 kilos porque pese al peso de la niña, la placenta, etc, me entraron unos gases terroríficos de los que nunca nadie me ha hablado, y me hinché de tal forma q hasta los médicos me hicieron varias placas porque no se creían el tamaño q estaba adoptando mi tripa. Eso, junto con una retención de líquidos brutal, frustrò mi deseo incontrolable de comer todos y cada uno de los alimentos prohibidos durante el embarazo. Me indicaron q siguiera una alimentaciòn sana pero completa, por el tema del pecho y que caminara “lo razonable” para ir soltando lastre. A las 5 semanas solo había perdido 7 kilos, pero al menos había deshinchado. Entonces conocí un grupo “Mamifit” en los que una entrenadora personal especializada en ejercicio para embarazada y post parto, da clase a grupos, a los cuales se puede acudir con los bebés (en parques) Pregunté al médico y pese a tener una cesárea, me diò permiso para hacer ejercicio suave y abdominales hipopresivos, q son las rutinas de estos grupos. Comencé progresivamente, hasta llegar a ir a 3-4 sesiones por semana, y cuando ya pasaron los famosos 3 meses postcesárea, comencé a ir a correr un par de veces por semana. Con la alimentaciòn he tenido q sufrir porque el pecho me daba muchísima hambre, y comía un montòn, pero entre horas me preparaba unos zumos enormes de naranja, zanahoria y mango para engañar el hambre o me tomaba una buena raciòn del famoso zumo verde “detox” (apio, espinacas, limòn, manzana, pera, plátano y menta). En resumen, cuidando la alimentaciòn y con una rutina de ejercicio de 3 veces por semana, he conseguido bajar casi 15 kilos tras cuatro meses y medio, aunque mi cuerpo se ha quedado “raro” y no me vale casi ninguna prenda de las que usaba antes del embarazo, por muy ancha que fuera. Es cierto q en estas últimas semanas mi bajada es menor porque creo q tendría q aumentar un poco la intensidad del entrenamiento, y porque me da pena despedir el veranito sin tomarme una caña y tapita a media tarde. Aún me quedan algo más de tres kilos del embarazo, más unos cuantos q me traía de antes, pero me he planteado como meta bajarlos de aquí al verano pròximo, con ayuda del running y vigilando pero disfrutando de lo q como…. A ver si alcanzo esa meta!!

  22. Yo engordé 13,5 y 15 kg en cada uno de mis dos embarazos. Después de esos 15 kilos, me quedé muy bien y además en la lactancia perdí peso (más bien, no me engordaba nada de lo que comía), así que era feliz pero no me quitaba la tripa. Tenía (tengo) diástasis pero ni yo sabía lo que era, ni nadie me lo dijo.
    Me apunté al gimnasio, hice abdominales como si lo fuesen a prohibir, y claro como no sabía nada, mi barriga no sólo no mejoraba, sino que iba a peor.
    Casi 7 años después me he enerado de lo que tengo y de los ejercicios para remediarlo, al menos en parte, así que estoy con ello.
    Lo malo es que con mis atracones por ansiedad y por placer, ahora tengo la diástasis y +4 kilos!!! ¿conseguiré quitarme la barriga y esos kilillos?? eso en el siguiente capítulo…

  23. Hola!

    Yo después de mi segundo embarazo tenía como 20 kilos más de lo que yo solía pesar, así que dije basta!, y me embarqué en la aventura Dukan. Sí, habéis oído bien, el demonio llamado Dukan. Pues bien, después de informarme mucho, y con mis conocimiento s como licenciada en Bioquímica y curso en Nutrición, hice la dieta. El resultado fueron 25 kilos menos en 6 meses, sin pasar nada de hambre. La dieta es dura, pero todos, y digo TODOS los pasos que el sr. Dukan indica en su libro se cumplen: un kilo por semana perdido.

    Tras perder el peso, he ganado 3 kilos comiendo como antes de hacer dieta; es decir, sin privarme en absoluto.

    Debo decir que la dieta Dukan es apta sólo para personas sanas sin ningún tipo de afección de hígado ni riñón, y, preferiblemente con control médico. En mi caso mejoraron los niveles de azúcar y de colesterol, y en otros casos que conozco también, pero eso no significa que sea la dieta ideal para todos.

    Lo peor de la dieta es que en la fase de adelgazamiento se prohíbe la fruta, pues tiene demasiada azúcar.

    Ahora, y para quitarme los kilillos post-bikini, he comenzado la dieta Montignac, que no es una dieta en sí, sino una forma muy sana de comer, que puede mantenerse de por vida.

    En general, para adelgazar, se pueden dar unos consejos básicos:

    – Reducir hidratos de carbono: no sólo dulces y pan, si no también harinas ( pan y pasta) y arroces.
    – aumentar el consumo de proteínas
    – comer sin miedo alimentos con bajo índice glucémico, no atendiendo tanto a la cantidad de calorías
    – consumir grasas sanas: aceite de oliva y grasas con omega-3
    – realizar 5 comidas al día
    – hacer algo de ejercicio

    Con estos consejos es muy difícil no perder peso.

    Ánimo!

  24. Yo tuve dos experiencias diferentes en cada uno de mis dos embarazos. En el primero gané casi 13 kg y mi rey nació en el octavo mes por cesárea de emergencia. Nada más dar a luz perdí 7 y los otros 5 tardé casi un año en perderlos (paulatinamente) sin variar mi dieta (llevando una alimentación equilibrada, como siempre) pues estaba dando el pecho.

    En el segundo embarazo cogí 18 kilos, dí a luz a término por parto vaginal y a los dos meses ya estaba en mis 48 kilos, también sin hacer nada, como en el embarazo anterior. Con mi alimentación equilibrada de siempre.

    Por lo que me imagino que no solo cada mujer es un caso diferente, sino que en una misma mujer cada parto es diferente y que poco tiene que ver el metabolismo y quizá si más las circunstancias personales de cada uno (trabajo fuera de casa, más niños a los que atender, hacer o no ejercicio de forma habitual…).

    En cualquier caso, yo animo a toda mujer que se vea en esta situación que no se agobie, pero que tampoco se abandone. Que se ponga un objetivo realista a medio plazo y que no se frustre si no sale del hospital con barriga plana porque de esas hay pocas 😉

  25. Yo antes del embarazo era muy disciplinada, iba 3 veces por semana al gimnasio aunque con la comida era el mismo desastre que sigo siendo hoy. Ahora con la bichilla, a parte de caminar diariamente al menos 45 minutos y llevarla en brazos y agacharme tras ella, pocos más esfuerzos hago así es que en lugar de perder peso tras el parto ¡yo estoy engordando! ¡Qué desastre de existencia!

  26. Ayyy que me ha gustado este post!! Yo cogi 12 kilos y al llegar casa ya solo me quedaban 3. Ahora Juan tiene 11 meses y aunque peso como antes, hay ropa que no entra.
    Los consejos siempre vienen bien. A mi me falta hacer deporte, porque me puede la pereza, aunque salir a andar con el carro lo he incluido en mis propósitos del nuevo curso.
    Gracias a todas por compartir truquillos

  27. Buenas! He leído algo sobre la dieta Dukan y yo, como ex dukaniana os contaré mi experiencia. Hice Dukan justo antes de quedarme embarazada y sí, 10 kilazos menos. Cuando acabé de hacerla (todas sus fases), comía normal e iba cada mañana al gym y super bien, incluso adelgacé algun kilillo más y tonifiqué mucho. Pero me quedé embarazada y no podia hacer cardiovasculares, así que estuve haciendo pilates hasta el quinto mes de embarazo. Durante el embarazo (y no comiendo muchísimo) engordé 23 kilos. Tuve a mi peque, que pesó 3.800 kgs, eso sí, tenía líquido amniótico para llenar una piscina olímpica. Le di la teta 3 meses de nada porque tuve una mala experiencia con la lactáncia materna sumado a una depre postparto y poca ayuda familiar y cero tiempo para descansar. Pero justo después del parto perdí 8 kilos… Ahora han pasado 10 meses y he empezado a hacer algo de ejercicio y a controlar mucho lo que como. Intenté volver a hacer dukan, pero a mí eso de no comer verduras y absolutamente nada de fruta, me parece de locos. Y, además, la segunda vez que haces la dieta no funciona porque tu cuerpo tiene memoria…En fin, que estoy sin comer hidratos, caminando lo que puedo porque empecé con el running (poco a poco y tal como recomiendan) y me hice daño en la espalda porque del parto tengo las sacro muy tocadas y el rebote que se hace al correr me las carga más, así que hago mucho estiramiento y camino rápido o algo elíptica… pero vamos, que me he quedado con 10 kilos de más y estoy convencida que es efecto rebote de la Dukan… así que ojito con las dietas milagro, porque todo lo que no sea comer sano y hacer deporte luego te pasa factura…

    1. Hola Natalia,

      En mi caso, y ojo,digo mi caso porque cada cuerpo es dsitinto, sí me funciona la dieta Dukan cada vez que la he empezado, que han sidos dos veces, la primera antes de mi segundo embarazo que perdí 11 kilos, yk la segunda después, que perdí 25. Evidentemente no es una dieta para seguir toda la vida, pero sí para conseguir bajar de peso, cosa que las dietas hopicalóricas no consiguen. No se trata de una dieta milagro, pues es màs bien una carrera de fondo. Aunque llevas razón en lo de la fruta, que es la gran pega que yo le veo, no es así con las verduras, pues verdura sí que comes en cantidad.

      De todas formas, más fácil de mantener de por vida es el método Montignac, que tiene en cuenta el índice glucémico de los alimentos, y es mucho más fácil de llevar por la mayoría de personas. De hecho, es tá muy recomendado en el control de la diabetes.

      En cuanto a que lo único que funciona es comer sano, cuidado con esto, porque, qué es comer sano? En la mayoría de dietas hay exceso de hidratos de carbono, cuyo metabolismo genera exceso de radicales libres que luego pueden generar problemas de salud graves, como cáncer, diabetes y enfermedades cardiovasculares.

      No digo que las dietas hiperprotéicas sean el paradigma de las dietas, pues tienen también sus contras, pero sí que estamos algo engañados en cuanto a lo que se considera comer sano, y previsamente las dietas hipocalóricas no son una solución.

      🙂

  28. Yo estoy embarazada de 29 semanas, y después de engordar 20 kg dejé de pesarme. Después de haber sido anoréxica y bulímica casi toda mi vida, durante el embarazo me relajé y así me puse. Por un lado me horrorizaba verme tan gorda, pero por otro no recordaba ni un sólo día de mi vida en el que haya comido sin culpa y aproveché la ocasión, lo reconozco. Los médicos me decían que iba bien, así que me relajé.
    Fue bello mientras duró. La semana pasada fui a la matrona y salí llorando después de todo lo que me dijo por el peso cogido. Ahora me toca mentalizarme y prepararme para unos largos meses de disciplina y sacrificio.

    Agradezco mucho el post, hace bien saber que no estoy sola en esto 🙂

  29. pues yo dí a luz la segunda buenahija hace casi 11 meses. Llevo en la nutricionista desde enero y no veo el final; lo que bajo una semana, lo subo la otra. Me dice que deje la teta… y la buenahija no está por la labor… a 5kg del objetivo

  30. Tuve la suerte de no engordar más de 9 kilos en el embarazo y sinceramente no sé si los perdí todos o aún mantengo alguno porque no me obsesiona pesarme y desconozco lo que marca la báscula.

    Lo que si noté es que mi cuerpo había perdido su forma, y aunque rápido pensé en hacer abdominales me estuve informando y descubrí que están TOTALMENTE desaconsejados. Opté por las hipopresivas, son pesadas de hacer pero doy fé que funcionan y ayudan a que todo vuelva a su sitio (más o menos). Llevar una alimentación sana es algo que deberíamos hacer todos, embarazadas, postparto y siempre y no sólo por una cuestión estética pero sobre todo no obsesionarnos porque no merece la pena vivir angustiada por controlar el peso.

  31. A veces no es solo cuestion de recuperar el tipo, sino de que las cosas vuelvan a su sitio. Yo sigo trabajando, 3 años mas tarde, por controlar la diastasis de rectos (abdominales) y un prolapso (descenso de la pared vaginal que llega a ser visible exteriormente). El trabajo con una fisioterapeuta especializada en postparto y el pilates me ayudaron mucho. Poca gente habla de esas consecuencias, pero son traumáticas. Si lo trabajas, ejercitas tu musculatura y dedicas un poquito de tiempo diario ves las mejoras rapidamente. Espero que este comentario pueda ayudar a cualquier malamadre que este pasando por esta experiencia y ande un poco perdida. Animo.

  32. Hola! Este ha sido mi primer embarazo y cogi unos 14kg, no se con exacitud porque al final pasaba de pesarme. El deporte siempre ha sido mi asignatira pendiente y durante el embarazo no m prive de comer nada. De hecjo nunca he hecho dieta, debo pero que pereza ! A dia de joy, 4mesed despues peso menos kg que antes de quedarme embarazada, aunque la tripa sigue estando un poco fofilla y mas hinchada. Mi truco? Creo que la lactancia, aun estamos con ella, y pasear mucho con el carrito. Nada mas, aunque ahora tengo en memte empezar a hacer algo de ejercicio a ver si no me quedo tan blandita!!

  33. Lo más admirable es la fuerza de voluntad y la actitud positiva, para casi todo en la vida 😉
    Yo soy de metabolismo rápido y de momento aprovecho el regalo genético, pero la comida sana no hay que perdonará más que las fiestas de guardar.
    Deseando verte y conoce a la nueva Amelia de siempre!

  34. Yo en el primer embarazo engordé 18 kilazos!!! Merecidos,pues no movia el culamen y comia todo lo q me apetecia. A los 3 meses de dar a luz habia recuperado mi talla, más q nasa por los largos paseos q di con el bebé. En el segundo, con el jaleo del primero, engordé 9 asi q una maravilla,menos de un mes y estaba igual. Y ahora con el tercero sigo camino parecido pero sinceramente, creo q el tercer embarazo va a causar estragos, no en el peso sino en la piel pero… qué le vamos a hacer!!!

  35. Hola buenas! Malasmadres…
    Soy madre de tres hijos y hace 4 meses llegó al mundo la pequeña Daniela, aunque engordé 14 kilos en el embarazo ya he recuperado mi peso anterior:)
    Me ha funcionado dar el pecho, quitarme el azúcar extra (refrescos, salsas, chuches) y cuidar las grasas de origen animal.
    Soy cocinera y todo el día estoy delante de la comida más difícil q yo no lo tiene nadie! Pero ánimo q se puede!
    Un beso enorme

  36. Prácticamente has descrito mi caso…Aunque yo añadí a mi despiporre de kilos que,antes de pensar ni siquiera en que algún día pudiera llegar a plantearme la idea de tener hijos,yo era de las que gritaba a toda aquella que quisiera escucharme eso de “ESO NUUUNCA ME PASARA A MI,POR FAVOR…”.Y sí,si me pasó…y no una sino dos veces…TOMA QUE TOMA!!

    también añadiría a esas pautas para recuperar el cuerpo perdido, el hecho de tener un retoño apañaíto de esos que no duermen por la noche durante semanas…ayuda mucho!

    Yo lo llamé La ley del Boomerang…
    http://meriodemarypoppins.blogspot.com.es/2014/06/la-ley-del-boomerang.html

  37. Que bien que tengas tanta fuerza de voluntad, la cual yo no tengo, afortunadamente a mi, la lactancia materna me ayuda un monton, pues me hace perder todos los kilos que me acumulo en el embarazo en el primero subi 27 kilotes y en el segundo solo 13, el caso es que al principio de la lactancia pierdo todos los kilos ganados y un poco más suelo bajar de 1 a 2 tallas y despues mientras dure lactancia, conservo en mi peso actual coma lo que coma.
    ¡¡QUE VIVA LA LACTANCIA MATERNA!!

    Saludos y un abrazo.

  38. Yo coincido con Karla, Viva la lactancia materna!!!! En el embarazo aumente 20kilos, despues de tener a mi gorda pesaba ya 10kilos menos, vale aclarar que la lechocncita peso 3,710kg.. Hoy mi beba tiene 3 meses y estoy a solo 4kilos de mi peso ideal, sin cuidarme en las comidas y sin hacer deportes, la lactancia es la dieta mas eficaz que puede existir, que sabio es el cuerpo!! 🙂

  39. Pues yo pesaba 80 k antes de quedarme embarazada y cogí 25 k osea que me puse en 105 y tres años después de dar a luz peso 70kg y estoy intentando bajar 7 mas pero ya no tengo fuerza de voluntad para dietas, me pierden los dulces y he aborrecido el pescado de tanto que lo he comido. Eso si corro como unos 20 km semanales aunque estoy empezando a correr…

  40. Me anima mucho leerte. Estoy de 37 +1 con 20kg encima. ¡Y todavía me quedan semanas por delante! Me deprimió mucho la última visita al ginecólogo, que me echaba la bronca y me decía que podía estar afectando a mi bebé, cuando durante todo el embarazo (y los resultados de las pruebas que me acababa de hacer tan solo una semana antes) dicen que tanto mi niña como yo estamos hechas un toro. Yo ya sé que estoy hecha una foca, pero también bebo dos litros de agua al día que mi cuerpo ha decidido guardarse para sí, no vaya a ser que se acabe el agua en el mundo. Evidentemente me he pasado comiendo, pero tampoco una exageración. En fin, que leerte me ha dado un poquito de esperanza. No estoy sola. Gracias!

  41. Pues yo después del Segundo he Ganado..16kg!! 🙁 Y no hay manera de perder ni un solo gramo. Voy a zumba una vez por semana porque el horario laboral y el de mi marido no nos permiten más e intento cuidar mi dieta…pero empiezo a pensar que lo único que puede funcionar es morir de hambre!! arghhh!! En fin…es deprimente. No quiero ni ir al endocrino porque me voy a deprimir más!! 🙁

  42. Hola, buenas, antes de nada decirte que me parece muy interesante tu blog. Te comento:
    Tengo 37 años, Mido 1,70 y soy de constitución grande. Mi peso ideal son 68-70 kilos pero me quedé embarazada con 88 kilos. Siempre me he cuidado con la comida y no suelo realizar excesos, es decir, que suelo cuidar la alimentación y aún así tengo tendencia a engordar y estar por encima de mi peso. Estoy de 37 semanas y ya he ganado 12 kilos por lo que peso 100. Sobre todo se me nota que he engordado mucho en las piernas y en la cintura. Estoy preocupada porque quiero volver trae el embarazo a mis 70 kilos de hace 4 años y porque me veo muy fea. Tengo pensado hacer dieta y ejercicio tras la cuarentena pero mi obsesión es: ¿cuándo volveré a los 70 kilos para verme bien y poder quedarme otra vez embarazada? Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más