¿Qué quieres encontrar?

8
Hay vida después del divorcio

Hay vida después del divorcio

¿Por qué son tan difíciles las rupturas? Como seres humanos buscamos la estabilidad y seguridad que, en principio, nos proporciona una relación. Por eso, muchas veces, aunque no seamos felices del todo, preferimos seguir con nuestra pareja antes que la caída en picado que implica una ruptura sentimental, cargada de tristeza y sufrimiento. 

Es normal verlo y forma parte del imaginario colectivo, porque la sociedad nos impulsa a vivirlo como el drama más grande de nuestra vida. Muchas veces el feedback que recibes al compartir una ruptura es el mismo que cuando se te muere un familiar, como si de un funeral se tratase. Y no es que algo muera, es que hay una vida que simplemente se transforma. 

Cada ruptura es diferente y te aseguro que este post me viene como anillo al dedo a modo terapéutico porque justamente estoy pasando por una ruptura sentimental así que, sé perfectamente de lo que hablamos porque lo estoy viviendo en este momento de mi vida. 

La clave principal es hacer un cambio de chip e intentar ver la ruptura como una oportunidad de transformación y aprovechar todo aquello que has aprendido durante tu vida para que te ayude a salir adelante.

Lo primero que pensamos es: ¿y ahora qué hago con mi vida? 

Necesitas ir pasito a pasito. Con calma pero sin pausa y, con pequeños pasos conseguirás grandes cambios.Aquí te dejo una propuesta de plan en 10 pasos que te permitirán ponerte en marcha.

  1. Trabaja tu autoestima. Después de una ruptura solemos estar bastante “tocadas” por lo que es fundamental empezar a cuidarse, quererse, escucharse, mimarse y hacer todo lo que sea necesario para estar mejor. 
  1. Haz un listado de los motivos por lo que esa relación no era buena para ti. Independientemente de si has dejado la relación o te han dejado, elabora un listado con esas cosas que no te hacían feliz en la relación. Sin filtros. 
  1. Acepta la situación y llévala a tu terreno. Es importante entender que no hay otra opción que aceptar la realidad y asumir la responsabilidad de tu cuidado y del proceso que viene por delante. Empieza el viaje de tu transformación. 
  1. Trabaja el sentimiento de culpa. Cambia el chip lo antes que puedas porque el sentimiento de culpa puede acabar contigo. Tus hijos quieren verte feliz, con su padre o sin su padre. Recibe ayuda si no puedes superarlo pero no cargues con ello porque es un peso demasiado grande para poder vivir en libertad. 
  1. Pide ayuda y expresa tus sentimientos. Permítete sacar todas las emociones el tiempo que sea necesario. Pero, OJO, hay que poner límites para no caer en el lamento y la queja demsiado tiempo porque si no vas a perder toda la energía que necesitas para seguir adelante. 
  1. Pasa página. Reconoce lo que has sufrido, lo mal que lo has pasado y despídete de esta etapa de tu vida. Quizá en el primer momento estás segura de la situación pero con el tiempo, transformarás el recuerdo y lo convertirás todo en algo maravilloso. Eso quizá te haga dudar. Cuando eso pase, tenemos que poder decir basta, distraer la mente y recurrir al listado de motivos por los que no eras feliz en esta relación. 
  1. Despídete del victimismo y ponte en forma. Si aún no lo has conseguido tienes que salir YA del discurso negativo. Eres la responsable de que tu vida sea mejor a partir de ahora. Cuídate por dentro y por fuera porque necesitarás estar a tope para empezar tu nueva vida. ¡Haz deporte! Si puedes, en la naturaleza y con sol. La Luz solar te ayudará a mejorar tu estado de ánimo ya que es un generador natural de dopamina.
  1. Recupera y aumenta tu círculo social obligándote a salir si es necesario. Ponte las pilas y, en marcha. Aprovecha el tiempo que tendrás para ti, para hacer lo que te de la gana, sin lamentos ni culpabilidades. Busca nuevos retos, nuevas aventuras y emociones que llenen tu vida. Aprovecha para experimentar placeres nuevos. Si te mobilizas, la acción te lleva a motivarte más. 
  1. Trabaja la fortaleza emocional. Busca el lado positivo y mira hacia adelante. Es verdad que hay muchos momentos dolorosos después de un divorcio, pero también hay muchas cosas buenas. No dejes que los árboles te impidan ver el bosque. Rodéate de personas vitamina que te permitan crecer y salir adelante. 
  1. Haz un plan de acción y cúmplelo al dedillo. Muchísimas mujeres han conseguido reinventarse en muchísimos aspectos de su vida a raíz de su divorcio. Decide quién quieres ser, dónde quieres llegar y haz un plan de acción que te permita conseguir tu objetivo.

Y recuerda que tu próxima relación dependerá de cómo hayas cerrado esta. Así que, en la medida que te sea posible, trabaja para conseguir una separación consciente, con mucho cariño, amor y compasión. 

Te deseo toda la suerte del mundo y, sobretodo, no olvides que no estás sola. 

Han comentado...

  1. Es dejar atrás una eta de sueños y proyectos en común, pero si no funciona lo mejor es dejarlo, por el bien de todos y más si hay hijos.. El tiempo acaba curando todas las heridas y sobre el post está genial con muy buenos consejos para comenzar de nuevo y siempre se puede seguir con esa persona manteniendo una relación cordial.

  2. Hace dos años comencé este proceso digamos “impuesto”. Al año es cuando empecé a abrir los ojos, no lo ponía nada fácil pese a haber dado él el paso (recordáis ese dicho de “ni conmigo ni sin ti“? Pues eso mismo). Ahora, hoy, dos años después de los inicios, es cuando puedo decir que creo que lo he superado. Mis dos hijos me han visto llorar más de lo que me verán (espero) en lo que me queda de vida, y cuánta razón hay en esas palabras que dicen que si no está una bien, es imposible que los niños lo estén…
    Cuidarse mucho, emplear el tiempo en lo que te haga sentir bien, deporte, amistades… Son fantásticos consejos a seguir tras haberse permitido una caer en lo más hondo si ha sido necesario para después poder emerger de nuevo. Sin prisa. Pero sin pausa.

  3. Me ha venido muy bien el post, muchas gracias! Me he separado hace unos meses con 2 hijos adolescentes y hoy casualidad era mi aniversario de boda, 19 años. Es difícil reinventarse y acostumbrarse a este nuevo giro que ha dado mi vida pero en ello estoy, poco a poco, aunque siempre he estado volcada mucho en mis hijos y a día de hoy mi prioridad es que ellos estén bien así que todavía no tengo ese plan tan necesario, ni sé muy bien quién quiero ser ni hacia dónde quiero llegar.. Me imagino que será cuestión de tiempo.. en esas estamos. Gracias!

  4. ¿Y que haces antes de empezar el proceso si tienes hijos, dependes económicamente de él y el mercado laboral ya no te quiere por edad? Yo sé que tiene lios fuera de casa, pero el no sabe que lo sé y la situación se vuelve insostenible para mi. Tanto fingir me está hundiendo. Las pautas solo sirven si puedes empezar una vida independiente.

    1. Hola! Estoy en tu misma situación. Dos hijos, dependo de él económicamente y no consigo encontrar trabajo. Pero hay opciones… Hay salida! Sólo tenemos que ser fuertes y valientes y salir de esta situación que nos está minando. Mucho ánimo!!!

    2. María, yo he vivido lo mismo que tú, pero en el lado opuesto. Ella encontró trabajo y apoyos de otras personas con una rapidez que parecía imposible. No te digo que vaya a ser fácil ni exento de sufrimiento, pero tal como dice Anna en su artículo, los beneficios que te reportará tu decisión superan con creces los costes emocionales y económicos iniciales. Te quedan muchos años por delante para ser feliz! Suerte y fuerza!

    3. Eres feliz? Si no lo eres no podrás hacer felices a tus hijos, céntrate en ellos y lucha por ellos. Tú tienes que estar bien para que ellos estén bien

  5. Hola!!Muy buen post! Mil gracias!! Estoy justo empezando el proceso ahora, tengo dos hijos adolescentes. Alguno de los puntos creo que YA los he cumplido…però se hace difícil la verdad cumplir otros como em Ultimo. Ahora mismo no se quien soy ni lo que quiero. Me he centrada tanto siempre en ellos que no me encuentro . Se que es un proceso que debò hacer però me cuesta mucho…El lo està poniendo difícil asi que cuesta cerrar el capitulo aunque yo quiero que sea lo mejor posible sobre todo por los niños. Però lo intentaré. Y os contaré, prometido!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *