¿Qué quieres encontrar?

3
Cómo afronté el diagnóstico de cáncer de mama

Cómo afronté el diagnóstico de cáncer de mama

Es el Día Mundial Contra el Cáncer de Mama y un año después de lanzar la colección solidaria Malamadre Power con el testimonio de Laura Cortés, contamos con su testimonio de nuevo. Aquí os dejamos la entrevista que Laura Baena le realizó el año pasado. Ya hemos recaudado más de 7500 euros para la investigación a través de la Fundación GEICAM.

“He sufrido cáncer de mama y mi vida se ha parado durante un año y medio”, Laura Cortés

Una parada obligada, dolorosa, inesperada. Pero me niego a pensar que esta enfermedad llegó a mi vida sólo para hacerme sufrir, me gustaría transformarla en una experiencia reveladora y restauradora.

En mi último control hace tan sólo unas semanas, los resultados indicaban que la enfermedad está bajo control. Me cuesta decir “estoy curada, lo he superado”, pues el cáncer es imprevisible y de alguna manera, te acompaña toda la vida.

Pero después de superar la parte más dura y agresiva del tratamiento, inicio una nueva etapa sintiéndome más fuerte y recuperada. Esta nueva versión de mi, está dispuesta a retomar las riendas de mi vida.

Los efectos secundarios llevaron a mi cuerpo y a mi mente al límite, por ello me he prestado especial atención y me he cuidado más que nunca. El deporte, la respiración consciente, el mindfullness, el autocuidado, el humor y mi colchón humano han sido mi equipaje de mano más valioso en este viaje no elegido.

Cómo afronté el diagnóstico de cáncer de mama

A esas mujeres que reciben el diagnóstico les diría muchas cosas, de hecho me gustaría hablar y compartir con cada una de ellas. Les diría que se dieran permiso para sentir miedo y para enfadarse. Yo no lo hice, bloqueé ese tipo de emociones y ahora entiendo que me faltó gritar fuerte y dar libertad a mis lágrimas. Pero también les diría que no se dejen paralizar por ese miedo feroz, que busquen toda la fuerza que reside en ellas y se lancen a por todas, sea cual sea el escenario que se les presenta.

También les diría que se dejen abrazar y acompañar y se nutran de ese amor, convirtiéndolo en un refugio en el que sentirse sostenidas. Que se expresen, pregunten, reclamen, cuestionen y exijan para conocer cada paso del proceso y sus efectos.

Y que vivan cada momento con plena conciencia, saboreando las cosas más pequeñas de la vida. Que abracen, besen, huelan, respiren profundamente y lo sientan en cada poro de su piel.

No va a ser un viaje fácil y no lo voy a adornar con mensajes “edulcorados” y estereotipados. Os visitarán la tristeza, la rabia, la incertidumbre…pero dejad siempre también un hueco a la esperanza que a veces nos grita y otras sólo nos susurra que no debemos rendirnos.

Han comentado...

  1. Buenas,

    lo mejor es que lo hablas con naturalidad y eso es que lo tienes superado y ayudas a muchas otras personas en tu misma situación!

    Mucha fuerza y a recuperarse del todo!

    Besos!

    A. Moreno

  2. La entrevistada va a servir de mucha ayuda su historia.Este año no te ví en el Puente Jontoya. Me alegro q esa sonrisa d tu hija Valentina y el apoyo de tu familia te haya servido para tu proceso. Un abrazo desde la distancia.

  3. Lo bueno que tiene una situación así es que los que te queremos estamos ahí aunque tú no quieras y en algún momento tú cerebro bloqueado por el miedo percibe que estamos los que queremos tú bien en ese momento y en todos. Mil bst mi querida nuera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.