¿Qué quieres encontrar?

47
Consumismo, tonto el último

Consumismo, tonto el último

El otro día coincidiendo con el ‘Black Friday’ decidí lanzarme al mundo del juguete así sin anestesia. Mi intención, ver si cazaba el coche de una patrulla muy canina que fascina al buenhijo. Y digo cazaba porque aquello era la selva y conseguir algún que otro juguete fetiche, tarea imposible. Aún queda más de un mes para los Reyes Magos y el cartel de agotado luce en muchos productos. Yo, en cambio, fui una suertuda y me llevé el último, sí como lo leen.

El buenhijo no es exigente, sus 2 años y medio le hacen ser una personita adorable por el momento, su máxima aspiración es que sus Majestades le dejen unos cuantos huevos sorpresa (de esos de chocolate). ¿Cuánto durará? Poco tiempo me parece a mí. Así que soy de esas malasmadres que ya tienen la compra hecha, el coche que os contaba y algún huevo de chocolate, no le daremos el disgusto. Entre esto y un regalo por familiar (véase buenosbuelos, buenostíos…) el niño va más que servido, apuesto que se centrará en los dichosos huevos, y al resto no le hará tanto caso, al menos de entrada.

Aún así, en el desconcierto de la compra mañanera del otro día, me sentí malamadre pero de las de verdad, malamadre rácana y la bruja del cuento. Carros de compra hasta los topes y largas listas de peticiones que se iban arremolinando en las cajas de pago como si el apocalipsis juguetil estuviera cada vez más cerca. Yo llevaba el camión canino en la mano, ¡qué madre más triste!

Me hizo reflexionar mucho y entonces le di a la moviola del tiempo y protagonicé un momento revival de esos que me gustan para darme importancia: me puse a pensar que antes no éramos tan consumistas. ¿O sí? En parte. Recuerdo tener unos Reyes fabulosos y unos cumpleaños y días de santo con regalo especial pero no un día a día en el que me compraran esto o aquello, es decir había unas fechas señaladas y punto.

Y no, no me voy a hacer ermitaña y marcharme a la montaña a vivir de mis propios recursos, creo que el consumo es necesario y a mí me gusta consumir, pero ojo, un equilibrio, un punto medio y un hacerles ver a los buenoshijos que todo tiene un coste en el sentido de esfuerzo. Esfuerzo de los padres con su trabajo, un esfuerzo que ellos tendrán que emplear en un futuro para conseguir también lo que quieren.

Me fastidia mucho ver como el buenhijo después de conseguir que le compres un huevo sorpresa (sí, en esos días que una cae por no aguantar la enésima rabieta, mea culpa) y descubres como le importa un pimiento y lo abre, lo mira, no se come el chocolate, ve la sorpresa y lo tira. Educar en el consumo responsable me parece fundamental para que entiendan la sociedad que les espera, una sociedad que no es de usar y tirar y donde no tendrán todo a la voz de ¡YA!.

¿Y vosotras malasmadres qué pensáis respecto a este tema? Os espero en los comentarios

Antes de irnos…

¿Cuál es la historia más romántica que has vivido en tu coche?

Comparte tu historia de amor en coche, la más divertida y surrealista y participa en nuestro concurso con Opel, podrás probar el nuevo Corsa una semana esta Navidad.

¿Cómo participar?

corsa

¡Te esperamos! Queremos conocer tu historia

Han comentado...

  1. Buenos dias!!!

    “El valor de las cosas” es mi lucha diaria. Me provoca hasta ansiedad, a veces. La escena de la buenahija de casi 6 años abriendo regalos en las pasadas 2-3 navidades uno detrás de otro y al final decir: ya está? No hay más?

    Y otras tantas situaciones que se dan en el día a día como las de huevo kinder o similar.

    Algo hacemos mal el buenpadre y yo, no? No lo se.

    Un saludo.

  2. Hola,

    Nosotros solo le regalamos en cumple, reyes y en papa noel un detallin tipo cuento de pintar o algo así pequeño. Por reyes un regalo en cada casa, en la nuestra siempre un juguete y un cuento y de momento la mi probe de 3 años solo pide a los Reyes un tren de madera como el del cole (es el de IKEA), un cuento de Pinocho y una araña teledirigida… jajajjaaja

  3. No nos damos cuenta de que el mejor juego es pasar tiempo con ellos. Llegan a decir que no quieren que vayamos a trabajar (ganar dinero), que no quieren nada, quieren estar con nosotros. Y a la vista está, cuando el mejor juguete es el bote de jabón acabado, una caja de cartón que puede ser un coche, una casa…o hacer un bizcocho y jugar con fondant de colores.
    Nosotros aprovechamos el descuento del viernes, tras hacer un estudio de catálogos y mercado, para comprar esa caja registradora que nos tendrá las tardes de lluvia en Cantabria ocupados en el salón, con las latas de conserva y algún que otro trapo a modo de productos que llenen “la tienda” de la Buenahija.
    No os preocupéis por no tener ese juguete o por regalar solo uno (que fijo que vale como tres) pues el mejor regalo somos nosotros.
    Hagamos EQUIPO, seamos FAMILIA.

    1. Qué bonito Vanesa, la nuestra mayor ha pedido que nos vayamos de viaje los cuatro, apañaremos escapadita porque no hay vacaciones, pero sí sólo pide estar y que su padre le enseñe a andar en bici sin los ruedines(más de lo mismo, tiempo)

  4. Buenos días,

    como bien comentas los valores forman parte de la educación, muchas veces pecamos de comprar excesivos regalos. Yo creo que los medios están haciendo mucho daño, todo son estereotipos y se vende mucho consumismo en estos tiempos… pero con moderación todo es satisfacción…

    Besos!

  5. Yo tengo un serio problema con los abuelos. Tan serio que me he visto años comprando un simple detalle por que ellos ya se habían encargado de llenarme la casa de juguetes.

    Y hace poco hubo regañina por que cada vez que quedaba con unos en particular venía con algo.

    A Paula la tenemos aleccionada a pedir sólo “un” regalo a cada abuelo, tanto para el cumpleaños como para navidades. Y lo cumple, además pide una cosa diferente a cada uno y se acuerda que ha pedido.
    Yo este año no sé ni lo que le voy a regalar, casi siempre le cae un libro chulo y algo más, pero nosotros nos contenemos mucho.

    La ventaja es que no tiene caprichos, se conforma con la sorpresa de un huevos e chocolate, así que lo tenemos fácil.

    A ver que se me ocurre para estas navidades, bueno mejor, a ver que me dejan los abuelos para regalar estas navidades.

    Besos.

    1. Jajajaja, es cierto lo de los buenosabuelos muchas veces, yo ya les he hecho entender y se han dado cuenta y están conmigo, porque el buenhijo disfruta mucho teniendo menos cosas, curioso, le saca más partido. Lo de los huevos es pura obsesión que tenemos que controlar.

      Un beso guapa.

  6. Completamente de acuerdo contigo Amelia. Vivimos en una sociedad demasiado consumista, yo misma el año pasado presencie una Navidad llena de regalos por mi parte y por parte de mi madre, con el afan de que fuera una magica Navidad para la piccola. Y para nuestra sorpresa llego un momento que no queria abrir mas regalos… que se aburrio de tanto regalito y pasó de nosotras!! Asi que este año, menos es más!!

  7. Estoy completamente de acuerdo con Vanesa. Debemos educar en valores, en la importancia de pasar el tiempo juntos, en disfrutar de las relaciones y darle mucha menos importancia a las cosas materiales. Al fin y al cabo, para qué quieren juguetes si muchos niños “no tienen tiempo” para jugar con ellos?
    Mis hijos reciben tres regalos cada uno durante la época de Navidad. Y este año hay uno que lo comparten entre los tres.
    Es muy importante “educar” a los familiares y hacerles comprender que un niño no es más feliz o está más contento por tener más cosas.
    Tiempo, familia y relaciones 🙂
    Feliz martes!!

  8. A mi particularmente me dan ganas de vomitar,y no es porque este de nuevo embarazada.es porque en esta sociedad todo es consumismo, absolutamente todo y peor en estas fechas,pero si nos olvidamos de ellas por un momento y miramos en,el super, en un burguer, en los grande almacenes,en la televisión…. Te bombardean constantemente con que “compres”….y Eske para mi parecer si no eres de las que tiene el último modelo de,coche que te habla o no tienen la lavadora que ella solita ya se pone…. Parece ser,solo bajo mi punto de vista que no eres de una clase social….que pena me da por nosotras mismos y por los futuros buenoshijos venideros.besos y que tengáis un feliz martes

  9. Me he preguntado siempre por qué hay esa mala costumbre de mentir a los niños. ¿Por qué hay que mentirles sobre que un señor con barba o tres señores en camello vienen a traer regalos? A los peques les interesa el regalo en sí, no quién se lo traiga. Es más, a muchos niños les causa ansiedad el saber que va a venir alguien por la noche. ¿No os pasaría a vosotras saber que un señor desconocido va a entrar en vuestra zona de confort? Igual que el ratón perez… no lo entiendo. Mis buenashijas siempre han sabido que los regalos se los damos nosotros, así como la comida, ropa, agua, etc. Y para conseguir los regalos hace falta dinero y para conseguir dinero papá y mamá no están tiempo con ellos. Es decir, que a más cosas innecesarias que quieran (regalos, ropas, etc) menos tiempo estamos con ellas. Los peques son peques pero no son tontos y no debemos tratarlos como tales.

    1. Estimada Rosa,respeto tu opción.Creo que no podemos ver con ojos de adulto lo que supone para un niño la noche o mañana de reyes.Yo soy una adulta que recuerdo con mucha ilusión esa espera e incertidumbre por los regalos y por si sus majestades entraban en casa y les oía.Era una angustia muy agradable,no tengo ningún trauma por ello ni me salía de mi zona de confort(mi casa y mi cama) estaba feliz esperando unos regalos que solo llegaban en contadas ocasiones y esa noche era una de ellas.Era un momento feliz que compartía con mi hermano.Y hoy de adultos recordamos como estábamos convencidos de su existencia puesto que mi madre no podía ser ya que casi nunca nos compraba nada.Un saludo para todas y felices fiestas!

    2. Rosa, se llama inocencia, no hay que hacer adulto a un niño, déjalos ser niños, que para ser adultos y darse de bruces con la realidad siempre hay tiempo.

      Es como si cogen una caja de cartón y juegan a que es un coche y vas tu y le saltas que es una tontería jugar con eso que es una simple caja de cartón, que pena coartar su imaginación ¿no?.

      1. Hola Rosa, a mi me encanta recordar los días de reyes cuando creia haberlos oido caminar por la casa y ahora disfruto muchísimo con mi buenhijo, preparando la visita del ratoncito Pérez y los Reyes Magos

        Si es una mentira … pero rodeada de mucha ilusión.

  10. Hola
    Con mi buenahija el problema está con las familias, todos quieren regalarla un juguete y a ser posible que el suyo sea el que más ilusión la hace.
    Ella ni si quiera es capaz de pedir tantas cosas y mucho menos de jugar luego con ellas
    Así que a mí me toca educar más a luz abuelos y tíos que a la niña
    Peto sí que creo que es fundamental que valore todo lo que le regalan y lo que tiene. Y el esfuerzo que supone poder conseguirlo: dinero y trabajo de los padres, hacer méritos por parte de la niña, el trabajo de otras personas para fabricarlo (a veces gente muy joven), los recursos naturales que se consumen, vamos toda la cadena de consumo

  11. En mi familia el día de Reyes nos juntamos todos los hermanos y sobrinos en casa de mis padres para abrir los regalos. Recuerdo un año con uno de mis sobrinos en concreto, abriendo los regalos con cara de asco porque nada le gustaba (y os prometo que había regalos bien chulos). Al final de la noche, cuando ya se habían ido todos, nos dijo que el quería unas cartas de Digimon, creo recordar. Con tan buena suerte que teníamos unas cartas de esas guardadas para otro sobrino que no había podido ir así que decidimos sacarlas para él y comprar otras más adelante, porque nos daba pena que estuviese así el día de Reyes. Le escondimos el paquetito en plan “mira, mira, que te has dejado uno aquí al fondo sin abrir!” y lo abrió, lo miró, no lo hizo ni caso y siguió con su cara de asco. Yo desde ese año tengo una táctica que cumplo a rajatabla, persona a la que hago regalo y veo que no muestra el más mínimo interés (sea adulto o niño), persona que no vuelve a tener regalo. Y ahora me va mucho mejor, el dinero me lo gasto en regalar a aquellas personas que de verdad aprecian el detalle, se acabo lo de comprar a todo el mundo como una loca.

  12. A ver, a esas edades yo también queria todos los juguetes q salian en los anuncios de la tele (eso de los catalogos no estaba tan de moda) y por lo general, nunca los tenia…ninguno de los de la tele…y mis hermanos y yo sufriamos un poco, la verdad. Pero en aquellos años y viviendo en un pueblo en la montaña era dificil acceder a los juguetes (internet ni se conocia ????). Asi que a mi me gusta regalarle juguetes a mis sobrinas y a mis buenoshijos (demasiado pequeños aun para hacer una lista de deseos). Lo que si tengo claro es que sólo se compra un juguete por casa, que los reyes estan mayores pa llevar tanto peso, y por supuesto, juguetes utiles y educativos. El consumismo es parte de nuestra sociedad y yo pienso que no hay que rechazarlo, hay que tratarlo con racionalidad y grandes dosis de ingenio ????

  13. Qué difícil es luchar contra esto! En el día a día nos invaden las patrullas en los huevos de chocolate, las galletas, los pijamas y los yogures (patrullas, princesas, trolls,…).
    Creo que un punto importante es cómo nos posicionamos nosotros cuando diga “ya está?” o “sólo esto?”. A veces para evitar la frustración y el malestar damos en exceso y así calmamos nuestra culpita…
    Ya viene diciembre… socorro!
    Un beso Amelia!!!!!

  14. Hola,
    Yo a esto de los regalos navideños tengo que añadir que la buena hija cumple años el 30 de Diciembre y es una locura!! el año pasado se junto con tantos juguetes que me pareció hasta “obsceno” así que este año ya hemos dicho que solo un regalo por familiar/amigos
    (y ya me parecen muchos). Ella no es de pedir mucho la verdad (va a hacer cuatro añitos) quizás por no pedir a veces tenemos la sensación de que tenemos que darle más, pero la conclusión siempre es la misma, ella se entretiene y divierte jugando con nosotros, ese es su mayor regalo y creo sinceramente que cuanto más tienen, menos valoran. El resto del año no la compramos prácticamente nada excepto algún libro o algo muy puntual.

  15. Totalmente de acuerdo, en mi casa, les trae Papa Noel un detallito pequeño a cada uno y luego, en Reyes, un regalo por casa, es decir, la mía, mi cuñada y la abuela. Y ya está. Por desgracia mi familia es corta, pero cuando había más abuelos también lo entendían y respetaban mi decision.
    Pero con los cumples de los coles pasa igual. Pongamos que invitan a 10 niños. Si cada uno lleva un regalo, es que es un horror. Me pone mala ver cómo abren los regalos sin darles ningún valor, sin apreciarlos. Yo siempre intento coordinarme con un par de madres/padres y regalar algo conjunto. No sólo porque nos sale más económico a todos, que cuando se te juntan varios cumples se nota, si no también porque el niñó en cuestión no acumule regalos sin más
    En fin, otra batalla! Bss malasmadres!

  16. En mi casa ya ha pasado eso de que la niña no quiere abrir mas regalos, además los de los abuelos mas intensos, así que han escarmentado y empiezan a preguntar qué le cogen.

    Nosotros tanto a los sobrinos como a nuestros hijos siempre libros, cuentos, libro-juegos, pero libros, y los desgastan, les encantan, así que ya no nos dan ideas porque saben que no van a caer “trastos”, eso sí mi hermano empieza a pedir la barra de pegamento para arreglarlos, jajaja

  17. La verdad es que en estas fechas es cuando más me alegro de vivir sin tele. Mi peque aún es peque para que en ningún cole le dejen de lado por no saber quien es la cerda rosa ni los perros policias y nosotros vivimos con una paz………….
    Ojalá dure toda mi vida (ella cuando se independice que se compre 5 teles si quiere, pero yo no vuelvo a meter un caxarro de esos en mi casa)

  18. Hola, yo personalmente reconzco que me vuelvo loca con los Reyes(esa magia y es ilusión, la sigo conservando incluso para mi ahora mismo).Pero, lo compenso con no comprar juguetes el resto del año. Sólo hay regalos en Navidad y cumpleaños. No puedo entender familias que recortan en Navidad para que los niños aprendan el consumo responsable, y les compran un juguete cada semana, el resto del año y “porque sí”. Está claro que la Navidad es una época de consumo desmedido(en el que me incluyo sin remedio)….pero si queremos que valoren las cosas, de verdad, no podemos intentar enseñarle sen Navidad, y que se nos olvide el resto del año….

  19. Buenos días!! Si uo también tenía, y sigo teniendo la verdad sea dicha, en fechas señaladas. Y eso intento con mis hijos, además ellos saben que hay muchiiisimos niños en el mundo y todo lo que piden no lo puede traer ni Papa Noel ni los Reyes Magos con todos sus pajes… y esos que son unos privilegiados que reciben por todos lados (tíos, abuelos, tías de la madre, amigos de los padres…) eso sí ya hemos hecho una gran aportación a la guarde y al cole, y en nada estará la segunda para los niños que en realidad lo necesitan. Y siempre siempre por casa dejan libros, ropa y algo de juguetes, que no todo es jugar!!!

  20. Pues yo les regalo en su cumple y en navidades. El resto del año les doy 3 euros a la semna para que ahorren y se organicen como quieran (tienen 6 y 9 años). Y según la estación del año si hay algún juguete que me gusta también se lo compro. Prefiero eso que doscientos regalos en navidad y nada más en todo el año. Cuando eran bebés compraba lo que a mí me gustaba y veía educativo mayoritariamente de segunda mano (vivia en EEUU) y durante todo el año.

  21. Nosotros intentamos que nuestro buenhijo sepa que las cosas tienen un precio y sobre todo que valore si necesita o no, “eso” que él tanto quiere.

    Ahora tiene 8 años y desde hace dos le damos una pequeña paga(empezamos con 80 centimos y ahora ya le damos 1€) para que pueda hacer pequeñas comprar, tipo cromos, coleccionables de papeleria, o algun pequeño juguete, que le cuesta comprarlo varias semanas hasta que reune el dinero suficiente. En algunas compras el buenpadre y yo le financiamos, devolviendonos poco a poco el dinero prestado. Aún así le ponemos limites en lo que puedo comprar o no.

    Por nuestra parte recibe regalos en Reyes, algo le cae ese día del abuelo y los tios; y algo recibe en Papa Noel de algún tio despistado. Para su cumple nuestro regalo son “las fiestas”, con mi familia, con la familia del buenpadre y por supuesto con sus amiguitos.

    Pero quizas lo más difícil ha sido decir NO el tema de las juegos tecnológicos, aunque de momento, no hemos cedido a que tenga ni playgame, ni wii, ni psp, ni tablet … juega a veces con el portatil de casa o con mi móvil. Esto será hasta que el próximo Mayo cuando tome la comunión que algo caéra seguro.

    No se si conseguiremos nuestro objetivo pero lo vamos a seguir intentando.

    Besos y feliz día.

    1. Yo empecé financiando y mi marido me echó un rapapolvo! y tiene razón, eso en enseñarles a endeudarse… Cuidadín con eso

  22. Se me olvidaba apuntar que restringimos plasticuchos y juguetes de mala calidad así como cuentos basados en series de tv…. Eso desde siempre más bien por influencia de mi marido… :). Así que compramos durante todo el año pero poco y quizás un poco más caro

  23. En mi caso tengo al buenpadre que es el mas sensato, los abuelos, un regalo por familia y los tios igual, así que el buenpadre no me ha dejado comprar mas que un regalo de playmobil y un par de juegos de mesa, para que juguemos toso juntos, el “relleno” será algun puzzle y algo de ropa. Veremos si la buenaabuela madre es capaz de contenerse y comprar solo una cosa

  24. Yo soy una malamadre novata ya que mi hija tiene ahora mismo nueve meses y me da miedo que crezca sin conocer el valor de las cosas. Y digo el valor, no el precio, porque quiero saber inculcarle que hay que esforzarse para comprar una muñeca, un jueguete o un huevo sorpresa.

    Intentaré hacerlo como lo hicieron mis padres con nosotros. Me niego a que lleguen las navidades y mi peque se acostumbre a que amanezca la casa repleta de juguetes y diga como alguna habéis comentado ¿y ya está? ¿esto es todo? Quiero que se encuentre un sólo regalo y se vuelva loca de contenta porque han llegado los reyes como en su día hice yo.

    No creo que seamos malas madres por comprar “sólo” un juguete, creo que seríamos malas madres por comprar un carro de juguetes para suplir nuestra ausencia cuando nos vamos a trabajar.

  25. Yo esto me lo he tomado muy “en serio” siempre: he sido el paje de los Reyes en mi familia (mis hermanos) y sigo siéndolo(mis peques,sobrinos,cuñadas … hasta vecinos y compis del curre). A mis BHs, sometidos a la tiranía de la TV, los he llevado a que se informaran en directo(jugueterías), que vieran lo que es cada cosa…porque a los Reyes solo se le puede pedir una cosa a cada uno y con esa regla hacen su carta. No puedes evitar que abuelos,tios,… les regalen alguna cosita pero he intentado que sean COSITAS y no dejarse el sueldo en ello. Y así seguimos, a pesar de la edad que ya gastan mis BHs y que algún sobrino ya pasa de los 30

  26. Nosotros en Navidad máxima de 3 regalos (2 de juegos de mesa) y un regalo por la familia materna. Que es muy pequeña! En reyes como estamos todos juntos con la familia paterna, de sus padres no cae nada. De la familia paterna contenido y siempre dejamos alguna cosa en la casa para las visitas durante el año! Con eso se frenan… Más regalos más cosas se quedan 😉

  27. Yo también me siento la bruja del cuento. Veo los carros llenos de juguetes y a gente con listas enormes, algunos con el móvil en la mano enviando fotos de las estanterías como posesos, mientras yo voy con un par de juguetes en la mano y a veces aparece un atisbo de mi antigua locura por la compra compulsiva de juguetes. Pero gana la cordura y me contengo.
    Al principio, con la mayor pequé un poco de exceso, y el resultado fue que no le hacía ilusión nada. Llegó a tener un videojuego sin abrir año y medio. Lo peor es que abría los regalos, jugaba poco más de una hora y a ver la tele. La mayor parte de los juguetes están como nuevos, menos mal que su hermano el intenso los está aprovechando y bien.
    Hace un par de años establecimos la norma de: una casa, un regalo. Y en la nuestra un regalo y un libro es el máximo. Ella analiza mejor sus opciones y pide cosas que realmente le hacen ilusión. Y el peque ni se entera, aun es muy pequeño (en su cumple los padrinos le regalaron una bici de madera y lo que más ilusión le hizo fue la caja) y de vez en cuando aparece en casa un juguete nuevo (le vamos sacando los de su hermana a cuentagotas), pero la norma va a ser la misma.

  28. Es muy complicado, en mi caso además mi primerbuen hijo fue también primer buennieto en AMBAS familias y decir que se les va la cabeza es poco, además es primer buenssobrino, primer buenbisnieto…os hacéis una idea…al final solo pude hacer una cosa, IMPONER UN ÚNICO REGALO por familia. Caro, barato me da igual pero 1. No uno y un par de cuentos, no uno y un puzzlecito, no uno y un par de cochecitossuperbaratos… ya sabéis, no me ha quedado otra pero por sentido común. Yo no solo quiero que valore las cosas que por supuesto, es que quiero que entienda el valor de la Navidad,de la familia y de estar juntos y de que tiene una casa, y ropa y juguetes, y mucha gente que le quiere. Para rematar además mi hijo es de los que con una caja de cartón les basta…así que decidí simplificar. Curiosamente la gran bronca no fue con El Niño ( que no lo entiende claro) sino con la familia….pero vamos que me da igual, es mi responsabilidad educarle como nosotros consideremos por mucha ilusión que les haga a los demás aturrullarles a regalos…la buena hija 2 aún no se entera pero claro, también se ha sometido a la política del juguete único.

  29. Yo el problema lo tengo con mi pareja, porqué yo soy de la opinión por ejemplo, de que los cumpleaños es de cada uno, no de los demás, y si mi hija cumple años, por mi nos íbamos los tres un fin de semana por ahí, en vez de celebrar las mega fiestas primero con una familia, luego con otra, luego con los amigos, y así con todos los cumpleaños y celebraciones, conllevando mil regalos que luego la mitad ni usa y que seguro que mi hija agradece más pasar el tiempo con nosotros que mil regalos, no se, a lo mejor seré egoísta, pero hay tiempo para todo, que no celebres un cumpleaños no quieres decir que no vayas a ver nunca a esos amigos, y menos a la familia, en fin, sobre gustos…

  30. A mi me da mucha pena ver que los niños se han convertido en destrozapapelderegalo, sin ilusion por nada. yo hago lo que puedo para que mi buenhijo de 3 años no se transforme. Aunque igual peco de controladora pero ya tengo a toda la familia organizada, un paquete por casa, si hay 5 familiares 10 o los que haya solo un paquete. Y algo importante, lo abre y juega con el y con los familiares que se lo han regalado, el regalo es el juguete y el tiempo que invierten jugando con el.

  31. Yo al igual que la mayoría opino que las navidades se han convertido en un época de excesivo consumo, pero hay que tener un poco de cordura y no pasarse ni por exceso ni por defecto.
    En casa lo controlamos con un regalo por casa y regalando sólo en reyes y cumpleaños.
    Porque digamos lo que digamos la noche de reyes es mágica a mi aún me emociona cuando era pequeña y pienso en el nerviosismo al acostarme, la cabalgata y la enorme ilusión al despertar. Quiero que mis hijas tengan esa emoción mientras puedan, que a adultas ya llegarán.

  32. Yo llevo luchando contra el consumismo en estas fechas desde hace tres años…. Es una lucha contra tios, abuelos…. Hay 365 días para poder regalar y que el pequeño, que tiene 2 años y medio, pueda apreciar. Y eso que controlo un poco el que le regalan, con la fama que supone ganarme…. Cada día me preocupa más el consumo que existe, la pérdida de valores, el egoísmo y el “yoismo” cada vez me apetece más hacerme ermitaña…… Como bien comentas en el post.

  33. Nosotros solo compramos unoben papa Noelia, y otro en reyes, pero claro, la familia… Otro cantar, por un lado, nieto y sobrino único, y por otro muchos tíos y primos mayore. Este año intentaré la teoría de los 3 regalos: Algo que realmente quiera, al para leer y ropa. Creo que va a ser difícil

  34. Nosotros intentamos educar en valores, pero es cierto que el día de Reyes en casa es una fiesta. No es un desmadre de juguetes sin sentido pero si que hay unos cuantos, ese es el día de los niños y para poner freno ya tenemos los 364 días del año restantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más