logo

“Mamá, ¿ya no me quieres a mí?”

CMM_quienessomos_01

Recuerdo como si fuera ayer una mañana de marzo de 2014. Era sábado y aprovechamos para preparar la llegada de la futura buenahija2. Nos las prometíamos felices pensando que la niña que esperábamos sería igual de tranquila que la primogénita. Me dediqué toda la mañana a subir la ropa del trastero que le serviría de su hermana: bodies, pijamas, peleles… y todos los utensilios que habían sido básicos en nuestra maternidad: la hamaquita, la bañerita, el esterilizador y por supuesto el cochecito, nuestro Bugaboo.

El buenpadre que para estos menesteres está más ducho, lo montó en la terraza y lo colocó en el salón. Cuando terminé de seleccionar la ropita, me encontré esta imagen que tengo grabada en mi retina…

julia

Me dio tanta penita… Mi niña, mi buenahija se sentía destronada antes de la llegada de su hermana. Y esto solo era preludio de lo que estaba por venir. Me costó hacerle entender que no habíamos montado el coche para ella, que no habíamos montado la minicuna para ella… Pero cada día me la encontraba cuando me daba la vuelta marcando su terreno.

El nacimiento de la hermana

Hasta que nació la hermana, la mayor me parecía casi un bebé, sí un bebé de tres años, pero un bebé a fin de cuentas. Y cuando nació su hermana de repente se hizo mayor. La hicimos mayor. Y eso que yo me obsesioné por estar pendiente de ella tanto que a ratos me olvidaba demasiado de la pequeña, que había aprendido a dormirse sola, a entretenerse con sus manos y hasta a ponerse el chupete con apenas semanas.

  • Mamá, ¿cuándo vas a dejar de darle la teta a la hermana?
  • Mamá, ¿cuándo se va a ir esta niña?
  • Mamá, ya no me haces caso…

Eran frases que disparaban directas al corazón. Pero poco a poco fue encontrando su sitio. Ella y todos. Como nos contaba nuestra colaboradora experta Maribel Gámez en este post: “un rayo de esperanza: son pocos los niños que teniendo celos cuando eran pequeños los mantienen de adultos. Ahí queda eso.” Así que me agarré a eso y armé de paciencia.

1_miercoles_lallegadadelahermana_bugabooelmito-01-2

Celos y anécdotas divertidas

Esos celos provocaron mil y una historias divertidas, pero también algunas complicadas, como un retroceso, a la hora de reclamarme para todo: comer, dormir, vestirse… Tareas que ya iba haciendo ella misma de manera autónoma.

Pero después de la tormenta, llegó la calma y pasamos una época de paz indescriptibñe. Se dio cuenta que el bebé era demasiado aburrido y que la que nos hacía reír era ella, así que explotó sus dotes de artista hasta que… la buenahija2 empezó a crecer, a llamar nuestra atención y a convertirse en La Niña Intensa que es, que nos hace perder los nervios, reír, emocionarnos y preocuparnos, todo ello con una intensidad a prueba de la mayor de las paciencias.

¿Y ahora?

Ahora con casi 5 y casi 2 se pelean por todo, por un muñeco despelucado, por unos gusanitos y por supuesto por quien va en el carrito, como contaba hace una semanas en este vídeo.

Y la buenahija1 sigue lanzándome dardos de celos incontrolables. Si le hago caso a la pequeña, si le doy un beso antes, si le río las gracias…

  • Mamá, ¿ya no me quieres? ¿Solo quieres a la hermana?

El que comparten las dos cada día y con el que hemos vivido mil y una aventuras, que os iré contando.

* Este post está inspirado en las historias vividas con el Bugaboo, del que soy embajadora. El Mito. #BugabooElMito

Antes de irnos…

¡Ya tenemos ganadora del KIT DE NAVIDAD!

Se trata de María del Prado Caja Durán, comentario número 24 que nos dejó aquí.

ganador kit

Nuestra ganadora del sorteo se lleva el Kit de Supervivencia a la Navidad.

1_kitdenavidad_web



27 respuestas a ““Mamá, ¿ya no me quieres a mí?””

  1. Neus dice:

    Mi experiencia es similar pero son dos niños, 5 y 2.5. A veces me sentía mal porque toda mi atencion era para el mayor que tuvo que pasar, junto con el nacimiento, por la guardería, las rabietas, un ingreso del bebé en el hospital…fue una etapa muuuy difícil. Después de unos meses la cosa se calmó gracias a la ayuda de un profesional, y poco a poco, nos fuimos adaptando pero hay momentos complicados porque los dos reclaman. Ya no os cuento cuando empiezan a luchar con los puños!!!! 😂
    Nuestra clave ha sido siempre hablar mucho con el mayor y explicarle que le queremos y que el corazón tiene cabida para muchos, pero sobretodo para ellos dos 😍
    Feliz miércoles

  2. María del Prado Caja Durán dice:

    Ohhhhh, muchas gracias!!!! regalito adelantado por mi cumple, que es mañana. Gracias de nuevo!!

  3. Irene Fombella dice:

    JO, pues yo estoy en un caso muy similar… Buenahija1 con 3 años 1/2 y buenahija2 con 9 mesecitos. Hasta hace bien poco la mayor no le daba mucha importancia a su hermana, pero claro ahora la pequeña ya nos reclama, gatea, hace gracietas y pedorretas y mi pobre primogénita hay días que lo lleva fatal…
    Así que nada, dosis de paciencia y explicarle las cosas de forma natural. Aunque no todos los días lo consigo, pero se intenta 😉
    Besinos!

  4. Rosa dice:

    Hola a todas!! Yo tuve a mi buena hija1 en la primavera del 2009.para nosotros fué lo más bonito que nos pudo pasar,y más aún en esos momentos en que la crisis hizo mucha pupa en nuestras vidas,pero a mosotros nos daba igual era verla todas las mañanas y se nos quitaban los males….era(y es) preciosa,bueeeeeenisima!!!!,muy independiente tan pequeña,me acuerdos que me hacía asomarme doscientasmil millones de veces para asegurarme que estaba bien.. Y tan bien!! Que se entretenía sólo con dos meses a jugar con sus manos y un peluche llamado bobo que nunca olvidaré. Y ahora en un precioso día de reyes del 2016 nació mi buen hijo2,cargado de mucho amor,recordándome otra vez de nuevo la sensación despues de 7 aňos,de la ternura,de la emoción de volver a ser mamá (aunque para mi está siendo más duro).y después de haceros esté resumen corto o largo según se mire,en mi caso hubo celos pero muy sutiles y casi imperceptibles,me dí cuenta nó porqué rechazara al bebé al revés sentía curiosidad,le hacía gracia,de daba ternura,le daba besos,me ayudada a cambiarlo,a bañarlo.Pero si sentí que mi niňa se sentía un poco desplazada pero es tan buena que nunca nos se ha quejado y por eso mismo cada día que pasa la escucho con atención cuando sale del cole y me cuenta sus batallitas,sus dudas,le ayudo en todo lo que puedo en sus exámenes y deberes,los finde son exclusivamente para ella..y es una ironía pero quizás al tener al buenhijo2 por lo menos en mi caso me hizo valorar aún más si cabe cosas que no le damos la importancia que se merecen pero qué son tan importantes para ellos (haya o nó hermanos pequeños)y qué en nuestras vidas cansadas de adultos prisas,trabajo, monotonía..simplemente con leerle un cuento por las noches o jugar a ese juego al que tantas veces te dice y tú lo pompones para no sé qué aňo y siglo..los celos en los niňos no es porqué viene un bebé y ya cambia todo en casa 🏡, si cambia pero no tenemos qué cambiar nosotros y seguir siendo la mismos,es más complicado pero no imposible.no sé si me he explicado bien!! Un beso para todas las malasmadres!!

    • malasmadres dice:

      Te has explicado perfectamente Rosa. Muchas gracias por contarnos tu experiencia y felicidades por esa bonita familia. Un beso.

    • Sand dice:

      Personalmente, creo que cuando los niños se llevan más tiempo (como los 7 que comentas), los celos se manifiestan de una manera totalmente diferente. Yo tenía casi 8 años cuando nació mi hermana pequeña, y recuerdo como si fuera ayer mismo el día que, antes de que mi madre diera a luz, le grité en medio del supermercado que no quería tener una hermanita y que ya estaba buscando el ticket para devolverla.

      Más que celos, sentía una gran presión porque yo iba a ser la “hermana mayor” y tenía que dar ejemplo, y esa era excusa para todo… Come fruta, que tienes que dar ejemplo, saca buenas notas, que tienes que dar ejemplo… De golpe, pasé de ser una niña a una semi-adulta.

      Me pasé casi todo el embarazo de mi madre cuidando a mi “baby-feber” para aprender a cuidar a mi hermanita, y cuando volvió del hospital, lo único que pensé fue: “me han dicho que es una hermana para jugar con ella, pero esta cosa pequeña solo llora, come y caga, menudo aburrimiento”.

      A día de hoy, yo tengo 33 años y la peque tiene 25… Nuestra relación es inmejorable y nos queremos con locura (lo cuál es un gran orgullo para mis padres)… Y no sabría cuál de las dos está más emocionada por el nacimiento de mi primera buenahija… Porque ella dice que va a ser la tía más cool del universo, aunque yo sigo viendo a mi hermana pequeña, esa que que fue mi primer “ensayo como madre”.

  5. Ayri dice:

    Que identificada me siento!.. y ojo que esto no sólo pasa con pocos años de diferencia… en mi caso el primero tiene 12 y la pequeña 3. Y sí, son el el ying y el yang.. el primero es la calma y la segunda es la niña intensa. Y los celos y rabietas son pan del cada día. A pesar que el mayor podríamos decir que ya esta grande y ya entiende, pero me doy cuenta cómo reclama más mi atención cuando la buenahija2 le da mamitis y sólo esta pegada a mi pierna. Pero también tienen sus momentos de calma en las que se abrazan y se acurrucan los dos en la misma manta. En fin, os deseo paciencia para todas… 🙂

  6. Carmen dice:

    Hola,
    Bufff, pues yo estoy acojonadita!!!! La Buenahija cumplirá 3 añitos en Enero y para ese mismo Enero esperamos al Buenhijo. Tengo pavor a como se lo pueda tomar mi niña y además también nos estamos mudando de casa y va a compartir habitación con su hermanin. Intento ir preparándola un poco, pero realmente no tengo ni idea. Mi niña siempre ha sido muy buena, pero se gasta un genio de mil demonios. Es raro cuando lo saca, pero cuando eso ocurre que tiemble el mundo. Que se le va a hacer, salió a su madre!! 😉 Tengo miedo a que ese genio salga por los cuatro costados, aunque espero que no. A ver cómo se me da esto de la bimaternidad.
    Gracias por contar tus experiencias.

  7. Silvia Elvira Garcia dice:

    Pues yo pronto me veo igual.Embarazada de 39 semanas y buenahija de 2 años y 7 meses.Ahora esta emocionada con la llegada de su hermana pero nos cuesta imaginar cómo va a ser la vida con la llegada inminente de la peque.Y o tuve muchísimos celos de mi hermano nos llevábamos 5 años pero a día de hoy no lo cambiaba por nada.Ojala lo gestionemos bien.

  8. Zaira dice:

    Nosotros estamos en ese momento difícil dificilisimo yo acabo llorando muchos días el Buenhijo 1 tiene 2 años y medio casi y la Buenahija 2 tiene 9 meses.
    El Buenhijo 1 llora y me reclama constantemente se porta fatal y yo ya no se ni que hacer….a todo esto se le suma q el pasado agosto nos mudamos por el trabajo del buen padre a Alemania así que entre q no sabemos el idioma y todo han sido novedades esta siendo dificil. Solo espero q esto pase y q no signifique un trauma para mi hijo yo por mi lado no paro de intentar explicarle y de decirle que le quiero.

  9. Laura dice:

    Hola! Yo estoy pasando por segunda vez por esta situación. El buenhijo1 con 2 años llevo fatal el nacimiento de la buenahija2. Cuando vino a conocerla al hospital lo primero que hizo fue abrazarme y hacerse pis encima… después empezó a llorar que no quería estar conmigo, se iba con quien fuera mientras no fuera yo. Ahora acabo de tener a la buenahija3 y la mediana tiene 18 meses, una locura… no quiere separarse de mi teta. Llora por todo e incluso se despierta a ver si estoy por las noches, el buenhijo lleva genial la llegada de su hermanita incluso quiere ayudarnos. La cuestión es tener paciencia porque son etapas pero hay pasarlas…

  10. Tere dice:

    Yo no recuerdo celos por mis hermanos pero sí recuerdo que siendo más tranquila, más obediente, más de no dar la lata, mis padres prestaban mucha más atención a mis hermanos menores y me ello me obligó a ser autónoma e independiente, tanto en el plano práctico como en el emocional, a temprana edad. Con varios hijos ciertamente los que mejor se portan acaban recibiendo menos atención, porque la reclaman menos, pero eso no significa que no la necesiten. Como han comentado muchas malasmadres, aunque suponga un esfuerzo dedicar ratitos en exclusiva a cada uno, es absolutamente necesario para el desarrollo personal de los buenoshijos, trastos o angelitos.

  11. ¡Uy! Así me visualizo yo cuando nazca el nuevo churumbelito, y mi bichilla tenga que compartir la teta que ha sido de su propiedad durante 3 años, y se canse de verlo día tras día en casa, y crea que le prestamos más atención a él que a ella, o que ella tiene que ir al cole mientras el mochuelo se puede quedar alegremente en casa. Ya veremos cómo se lo toma la niña, con el geniazo que tiene.

  12. Bueno va mejorando, yo mis sobrinos se siguen peleando con 12 y 8 años… pero se lleva..jeje…a ver si mejora esa relación. Besos!

  13. Si…en esas estamos…con 3 y un año. Lo mismo se aman tanto que no se pueden separar que se zurran que no veas.
    Igual que mi hermana y yo jeje

  14. Maria Luisa Diaz dice:

    Nosotros hemos vivido (y seguimos viviendo)una situación similar. Tan sólo hace cuatro meses y tres semanas que la buenahija2 llegó a nuestras vidas y,en ocasiones, parece que ha pasado una eternidad. La buenahija1 tenía solo veinte meses cuando de pronto se convirtió en hermana mayor, y es sólo ahora que entiendo la insistente pregunta de todo hijo de vecino cuando me veía: y la “mayor”, cómo lo lleva?

    Parece que día a día “el bebé” ya ha pasado a formar parte de nuestra familia y que la buenahija 1 no podría estar mas contenta de tener «un bebé» de carne y hueso al que acariciar, pero aún se me parte el corazón recordando esa frase de…”mamá yo! Papá el bebé”….articulada por la bienahija1 cada vez que conseguía dejar al bebé con su padre y recoger a la mayor yo sola de la guarde.

    No me imaginaba lo duro que es para un niño convertirse en herman@ mayor de la noche a la mañana y más siendo tan pequeñita.

    Seguimos esforzándonos para que la transición sea lo más suave posible, dándole atenciones extra a la mayor y animandola con cada pasito de «mayor» que da pero, no nos engañemos, sigue siendo un bebé y esta fase aun nos va a durar unos añitos…😓

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *